Conspirando contra el Nuevo Orden Mundial
“En una época de universal engaño, decir la verdad constituye un acto revolucionario”-George Orwell

Dengue y paludismo: Teníamos razón


por Eduardo Ferreyra

El dengue está entre nosotros, causando numerosas víctimas mortales en Paraguay y numerosos casos en el norte Argentino y Bolivia. Una vez más teníamos razón. No nos hace nada felices.

Desde hace años en el sitio de FAEC hemos estado alertando sobre el avance del paludismo y el dengue, así como otras enfermedades transmitidas por los mosquitos, y la incapacidad de los funcionarios de salud para enfrentar el problema reconociendo los hechos científicos relacionados con los medios disponibles para prevenir estos problemas que hoy son titulares en Argentina, y la región tropical y subtropical del continente.

Lo que nos parece una inconciencia son las declaraciones del Ministro de Salud Ginés Gonzá-lez García sobre que “la situación está controlada.” Que se lo cuenten a los mosquitos, porque ellos no leen los diarios y siguen creyendo que pueden picar a todos los que se pon-gan a su alcance y transmitir el dengue, la malaria, o la fiebre amarilla, y otras enfermeda-des que acostumbran a portar en sus organismos.

Tampoco creemos que tenga controlada la situación entre los titulares del área de salud del noreste argentino, dada la ausencia de programas efectivos de lucha contra los mosquitos. Por programa efectivo se debe entender –entre otras cosas burocráticas- el uso de los insecticidas adecuados, que han demostrado tener una acción real y comprobada para la lucha contra esos vectores. Los medios nos dicen:

     Formosa: Reunión por el dengue

El ministro de Salud, Ginés González García, encabezará el lunes en Formosa un encuentro con sus pares de seis provincias del norte argentino, para evaluar la situación del dengue, que hasta hoy generó 110 casos en esa región, de los que sólo tres son autóctonos, informó esa cartera.

El jefe de Salud nacional se reunirá con los titulares del área de Misiones, Chaco, Formosa, Corrientes, Salta y Jujuy, para supervisar las acciones preventivas que se desarrollan en las provincias limítrofes con Paraguay, donde existe un severo brote de la enfermedad, que ya causó más de diez muertos.

“Vamos a trabajar con los ministros de varias provincias como lo hacemos todos los años para controlar el dengue en nuestro país”, afirmó González García.

Aparentemente, el control del dengue no ha sido tan efectivo como afirma el Sr. González García.

Una nueva noticia en La Voz del Interior del martes 7 de marzo, 2007, página A14 dice, entre otras cosas:

    Alertan que en Córdoba habrá más riesgo de contagio en Semana Santa

Pero el Ministerio de Salud de Córdoba asegura que no hay motivo de alarma. 118 casos en el país.

Si 118 casos en el país no son motivo de alarma, no podemos imaginar cuál sería un buen motivo de alarma. Por su parte, la Municipalidad de la ciudad de Córdoba parece haber descubierto que una buena manera de combatir el dengue es mediante un bonito jingle que invita a la gente a combatirlo, pero sin dar muchas explicaciones sobre la manera en cómo hacerlo. Como siempre, los consejos son algo infantil: no dejar recipientes abiertos en los jardines o patios para que los mosquitos no pongan huevos. Sobre fumigar con insecticidas efectivos, como las 12 toneladas de DDT que la provincia de Córdoba mantiene inmovili-zadas en Bower, ni una palabra.

Nos preguntamos si las autoridades a cargo de la salud pública en Argentina se han dado por enteradas de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado el 14 de septiembre de 2006, a todas las agencias de salud del mundo, que se emplee el DDT para combatir a los mosquitos propagadores de enfermedades como la malaria y el dengue.

Si no se siguen las recomendaciones de la OMS, parece difícil que la situación “esté bajo control,” sobre todo considerando que la vecina Paraguay tiene 115.000 casos de dengue, y que los mosquitos portadores del mismo no pasan por aduana ni inmigración. Como bien dice el ex Ministro de Salud Pública de Córdoba, Dr. Roberto Chuit:

Los viajes traen el virus.

Sin embargo, su antecesor en el cargo. Roberto Chuit, advirtió a La Voz del Interior, que “existe riesgo de que haya un brote de dengue tanto en la Argentina como en Córdoba, debido a que los mosquitos Aedes Aegypti que transmiten esta enfermedad están presentes prácticamente en toda la geografía provincial; a que ésta es la época de mayor densidad de mosquitos; y a que existe una transmisión activa del virus que la produce en regiones limítrofes”.

“El mayor riesgo de que aparezcan nuevos casos se va a dar en Semana Santa, a raíz de la enorme movilidad de personas que hay en esos días, tanto desde Córdoba hacia lugares donde circula el virus, como desde esos lugares hacia acá”, señaló Chuit, quien es profesor a cargo de Medicina Preventiva y Social en la Universidad Nacional de Cór-doba y consultor de la Organización Mundial de la Salud en enfermedades emergentes, ade-más de ser precandidato a intendente de Córdoba.

El epidemiólogo alertó que la frontera de transmisión del dengue se está ampliando y, de ese modo, acercándose a Córdoba. “Hasta hace algunos años, el mayor riesgo de transmisión se concentraba en las provincias fronterizas, pero ahora el virus ya está llegando a Buenos Aires, donde hay más de 40 casos”, indicó. Y señaló que aunque los casos sean importados (es decir adquiridos fuera de la jurisdicción local o del país), esto abre la puerta a los casos autóctonos.

Esto ocurre porque, al estar presentes en el territorio, los mosquitos del tipo Aedes Aegypti, si pican a una persona enferma de dengue durante la etapa aguda del mal, se infectan, y al volver a picar a otras personas, les contagia la enfermedad, dando origen a una cadena de transmisión.

“Esto significa que si el virus está circulando, hay personas infectadas y muchos mos-quitos en el ambiente, aumenta el riesgo”, concluyó Chuit.

No es cuestión de alarmar inútilmente a la población, por supuesto, pero corresponde que quienes han sido encargados por el pueblo de vigilar la salud pública usen las herramientas y los métodos que están a su disposición para evitar que los 115.000 casos de dengue en Para-guay se repitan en la Argentina. Tienen al DDT esperando en los contenedores en Bower, listo para ser usado y evitar que alguien muera por no haber tomado la sabia decisión polí-tica y científica de usar el muy inocuo –para la gente- insecticida.

Eduardo Ferreyra

Una respuesta to “Dengue y paludismo: Teníamos razón”

  1. Hola
    El problema del dengue es un problema de salud y control del medioambiente.
    Pero por salud entiendo lo siguiente: el DDT es un veneno que seguiría colaborando a la depauperización de la salud de la población (cosa que se perpetra desde muchos frentes: alimentación, químicos que nos rodean, industrias, etc…). El DDT no es la solución, y lo que diga la OMS lo pongo en el congelador…¿a qué intereses crees que sirve, al igual que la OMC y la ONU?
    LA gente es susceptible al dengue, como a otras enfermedades, porque su salud está bajo mínimos, su inmunidad destroza por todas las agresiones a las que someramente me he referido antes (incluidas las medicinas, la mayor parte de ellas, etc…).
    Por tanto la solución pasa por las medidas no DDT, y sobre todo sobre todo sobre todo…un cambio del sistema. Hay dengue porque la salud de la población no es buena…y por qué no lo es? Sigue preguntando por qués y llegas…a lo de siempre.

    Enhorabuena por vuestra labor de contra-desinformación…es el activismo más efectivo y necesario. Ánimo.


Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: