Conspirando contra el Nuevo Orden Mundial
“En una época de universal engaño, decir la verdad constituye un acto revolucionario”-George Orwell

Greenpeace: Ecocolonialismo y Eugenesia


Los Zorzales, a pocos kilómetros de Las Vegas (en Potrerillos) y al pie de la montaña pareciera -tanto por su desolación como por su belleza- el fin del planeta. Más allá de las apariencias, se trata del “lugar en el mundo” del periodista y ensayista mendocino, Jorge Orduna; a quien las circunstancias de la vida lo han llevado a instalarse en Buenos Aires. Después de veinte años en el exterior, que comenzaron con un exilio, está acostumbrado a la nostalgia de la tierra propia.

Afable, una de las primeras cosas que aclara cuando atiende el teléfono es que está a favor del cuidado del ambiente y que aquello de la ecología es algo que lo atañe a nivel personal. “En donde vivo (por la montaña) los problemas de la basura y el agua se notan cada vez más”, desliza. En tiempos en que la preservación del ambiente se erige como un valor en alza, la afirmación no tendría nada de particular si no fuera porque Orduna está por editar “Ecofasismo”, un libro que habla de la filosofía relacionada con la dominación extranjera que se esconde tras las organizaciones ecologistas internacionales y locales. A pesar de que estas páginas fueron concebidas hace tiempo y que vienen de otra investigación realizada por el periodista, la temática cobró protagonismo en los medios a partir del conflicto de las papeleras en Fray Bentos.

-¿A qué se refiere cuando habla de ecocolonialismo?

-En los últimos años se han instaurado tres ideologismos para describir esta situación. Uno es ecoimperialismo, un tema muy difundido en Estados Unidos que se refiere a la relación de una mala ecología aplicada por ellos en los países del Tercer Mundo con los intereses de las grandes corporaciones y de los gobiernos.

El ecocolonialismo surgió de la visión africana del problema ya que ese continente estaba plagado de ONGs ecologistas que controlaban parques nacionales y en las que el 99% de sus empleados eran europeos. Aquí se empezó a notar la relación de estas organizaciones con las sociedades eugenesistas que existieron abiertamente hasta la Segunda Guerra Mundial.

La eugenesia es una actitud filosófica que sostiene que los menos aptos, en el sentido darwiniano, deberían ser esterilizados para que no contaminen el fondo genético de la raza. Se trataba de muchas personas poderosas que desenfadada y abiertamente manejaban y difundían este tema. Después del Holocausto, pasaron a tener un perfil más bajo, instaurando los controles poblacionales.

-¿Cuál es la relación de la eugenesia con las organizaciones ecologistas?

-Sucede que la base de estas organizaciones tiene membresías entrecruzadas con las sociedades eugenesistas. Son personas de mucha influencia en la sociedad y en ambientes científicos. En el libro menciono a muchos, pero el personaje principal es Julian Huxley, el fundador de la Unesco quien, además, fue miembro y director de sociedades de eugenesia. La Unesco crea la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza desde donde, más tarde, se desprende la World Wild Found (Vida Silvestre es su sede en Argentina). El objetivo principal de estas organizaciones es preservar amplias áreas territoriales para el uso colonial y el factor que las vincula es el menosprecio que existe hacia el ser humano cuando se plantea la defensa de la flora y la fauna. Se privilegia la visión de lo que Europa y Estados Unidos quisieran ver como realidad natural de los países africanos o latinoamericanos. Ahí las personas no cumplen un papel tan importante como el de un león vagando libre por el mundo.

-¿Podría dar un ejemplo?

-El elefante es un animal al que todos le tenemos cariño y esta visión -alimentada por canales como Discovery o Animal Planet- contribuye a percibir el enfoque que se le da al problema. Pero si uno habla con un campesino africano, se da cuenta de que para ellos es una rata gigante que destruye plantíos que sirven para alimentar a sus hijos. Además, han provocado muchas muertes porque son animales que atacan.

-¿Cuál sería la solución?

-Equilibrar la visión del ser humano con la voluntad de preservar la biodiversidad. Es algo difícil de encontrar porque nuestra voz está muy desvalorizada debido a que quienes financian nuestras organizaciones ecologistas son los del Norte y este aporte condiciona lo que pueden hacer y desde qué filosofía.

-¿Cómo se hace para preservar el ambiente sin las ONGs, si los pobladores no pueden hacer oír su voz?

-Habría que aprovechar la sensibilización que tiene el público por los temas ecológicos y conseguir financiación desde allí para establecer soluciones en nuestra propia realidad. Nosotros no podemos adoptar algo que viene de afuera porque el aparato ecologista internacional trata de imponer aquí legislaciones tan exigentes como en el primer mundo y, con esas condiciones, no hay manera de desarrollarse debido a lo atrasados que estamos. Si acá nos pusiéramos estrictos con el tema de la contaminación, entre otras cosas, habría que prohibir la circulación de todo automóvil anterior al año ’90, pero con eso muchos pasarían hambre porque esos vehículos se utilizan para trabajar, no se tienen por placer. Por otra parte, si no se adoptan legislaciones en cuanto al ambiente, seríamos suicidas. Para ese equilibrio es necesario que nuestras organizaciones sean independientes en lo económico y en lo ideológico.

-No se puede negar que muchas industrias se instalan acá debido a que las exigencias son menores.

-Esto siempre ha sido así. A nosotros nos llega lo peor de la industria del desarrollo y, además de salarios inferiores y de excluirnos del conocimiento tecnológico, han traído lo más contaminante. Esto es grave pero, como es general, creo que no debiera entrar en el tema como para decir, por ejemplo, ‘no a las papeleras’ porque no van a dejar nada. Las ecologistas internacionales dicen que éstas van a crear sólo 300 puestos de trabajo. Si miramos la Destilería de Luján, que tiene alrededor de 600 trabajadores, también hay que saber que allí se subcontrata todo y que hay muchas empresas que trabajan alrededor de esa fábrica.

-En Mendoza existe una polémica por explotaciones mineras que quieren reflotarse ¿cuál es su opinión?

-Si la solución es no explotar la minería ¿cómo hacen los otros países? Nos vamos a quedar con paisajes fantásticos, pero en la época de las cavernas, mientras que otros países sí progresan. Tampoco se puede dejar que se haga cualquier cosa.

-¿Cuál sería una consigna posible?

-Hay que partir de la idea de que sí queremos desarrollo, pero que no contamine. En el caso de Fray Bentos, la consigna es “No a las papeleras” y, en letra chica, dice “a menos que no contaminen”. La frase tendría que ser “Sí a las papeleras” y, abajo, “pero por favor que no contaminen”. Vamos a implementar todos los controles necesarios, queremos niveles internacionales de contaminación y todo lo que haga falta.

-¿Cual es el objetivo de desnudar esto?

-Yo lo veo como una gran injusticia que en nuestros países causa mucho daño. Si se cierra injustamente una empresa minera, se deja sin la posibilidad de trabajar al que tiene necesidad. Fuera del plano individual, esto hay que verlo con respecto al país en su conjunto. Si nos ponemos muy estrictos no vamos a dejar que surja nada y si eso sucede, estaremos cada vez peor en el plano internacional.

-¿Se trata de algo planificado?

-Responde a la voluntad de conservar el ambiente al gusto de las potencias del norte. Instituciones y personas que financian a las ecologistas, como Ted Turner, están comprando porciones de territorio que quieren aislar del uso público. Y piensan, además, que el mundo tiene que tener un crecimiento poblacional cero. Si se aplican este tipo de ideas existe una doble pared que impide el desarrollo. Creo que es un tema que debería tomar el Estado, con políticas consensuadas con todos los sectores. Acá hay científicos que saben lo que pasa y hasta desde la Secretaría de Ambiente de la Nación me dijeron que conocían el problema, pero que no podían hacer nada.

-¿Qué respuesta ha tenido de distintos sectores?

-Con respecto a Greenpeace, una organización predominante en Argentina y con excelente imagen, ha habido -por un lado- una gran resistencia. Por el otro, hubo mucha gente que me dijo que creía que eso no podía ser así de bueno y bonito, que tenía que haber sombras que no se estaban contando y que quedan escondidas por la gran política comunicacional existente.

-¿Qué implicó ir en contra de Greenpeace?

-Aunque en el libro los menciono como una más de estas organizaciones, eso fue lo que más llamó la atención y surgieron muchas entrevistas de prensa. Muchos se han sorprendido y esto causó bastante revuelo y provocó que Greenpeace tuviera un perfil más bajo y que los medios consultaran a otras ONGs, pero es casi todo lo mismo porque tienen las mismas fuentes de financiación.

 FUENTE

3 comentarios to “Greenpeace: Ecocolonialismo y Eugenesia”

  1. Te invito a que visites el blog

    http://www.potrerillos.blogspot.com/

    en el que he colocado fotos del bosque de Potrerillos antes y despues de que le llegara el agua del embalse, me parece de terror lo que estan haciendo con esos arboles ylo que eso significa, que les importa un corno todo y que son una manga de inutiles.

    Un abrazos

    Jorge Ferrari

  2. Estoy totalmente de acuerdo con ustedes. He encontrado este artículo que va en una línea argumental parecida.
    Un saludo,
    Alberto

    http://weblogs.madrimasd.org/ciencianuclear/archive/2007/06/17/67872.aspx

  3. […] que se esconde tras las organizaciones ecologistas internacionales y locales, una filosofa de "ecocolonialismo" y eugenesia patrocinados por poderosas corporaciones que persiguen los mismos fines y segn muchos que estn […]


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: