Conspirando contra el Nuevo Orden Mundial
“En una época de universal engaño, decir la verdad constituye un acto revolucionario”-George Orwell

Qana, sur del Líbano, 18 de abril de 1996


Extractos del Libro

LA CONQUISTA DEL IMPERIO AMERICANO
El poder judío en Occidente y en Oriente

DE Norberto Ceresole (1998)

En la operación “Viñas de Ira” -un nuevo acto de terrorismo del Estado de Israel contra el Líbano realizado durante el mes de abril de 1996-, que en verdad fue una matanza indiscriminada, salvaje e irracional contra la población civil libanesa, vuelven a confluir -una vez más- los elementos mítico/religiosos del judaísmo con los objetivos seculares permanentes del sionismo. Es en la masacre perpetuada en Qana (18/4/96), antigua ciudad del sur del Líbano, donde queda fijado con absoluta claridad la naturaleza del nuevo mesianismo pos-sionista.

Reproduzco a continuación algunas notas aparecidas en períodicos israelíes que marcan el sentido profundo del “crimen contra la humanidad” (que es un concepto reiterativo de la propaganda judía de las últimas décadas) cometido en Qana.

“Hemos asesinado a esas personas a causa de la discriminación detestable que nosotros hacemos entre la importancia sacrosanta de nuestra vida, y aquella -muy limitada- que acordamos a la vida de los demás”. Ari Shavit, escritor israelí, en “Haaretz”, traducido por “Liberation” el 21 de mayo de 1996.

La justificación rabínica de los asesinatos de Qana fue expuesta en el periódico israelí “Haaretz” del 24 de marzo de 1996. Allí se expone una discusión en la que participaron dos rabinos (el rabino Aviner es uno de los más influyentes de la Cisjordania ocupada), un profesor de la Universidad judía Bar-Ilan, y un magistrado. Esta discusión que transcribimos tuvo lugar a propósito de un artículo del rabino Elba sobre “Lo que dice la Ley religiosa judía sobre el asesinato de gentiles por judíos”.

El rabino Aviner afirma que la tesis del autor, por la cual un delito cometido contra un judío es siempre más grave que el mismo delito cometido contra un no judío, está de acuerdo con la enseñanza de la Torah.

“Pregunta. ¿Evoca la ley religiosa y en qué términos, el caso donde estaría en contradicción con la ley del Estado?…

Respuesta. La ley religiosa debe prevalecer sobre toda ley humana. Puede legitimar la ley del Estado si la juzga de acuerdo con el Talmud. Si existe una contradicción es la ley del Talmud la que debe prevalecer.

P. El autor declara que en tiempos de guerra se recomienda matar a todos los gentiles del campo adverso, inclusive a las mujeres y los niños, aunque no representan ninguna amenaza inmediata, con el fin de evitar que se conviertan más adelante en cómplices de los otros…

R. Este es el principio de la guerra total que opone un pueblo a otro. En este caso, si un judío tiene piedad de su enemigo, los demás judíos lo pagarán con su vida.

El rabino Aviner insiste en la distinción que conviene hacer entre la ley religiosa -eterna y absoluta- y las “ordenanzas” de aplicación que pueden tomar en cuenta el contexto histórico del momento:

P. ¿No existe el peligro de que la frontera entre los dos ámbitos sea tan tenue que llegue a ser invisible?

R. Este peligro existe siempre. Pero no podemos censurar a la Biblia, a Maimónides y al Talmud… Además, para los judíos religiosos el hecho de que las reglas sean antiguas o recientes no tiene importancia…”

El mismo artículo subraya que en los funerales de Hoss -ayudante del famoso rabino Levinger de Hebrón- muerto por palestinos, su ataúd fue colocado al lado de la tumba de Goldstein, antes de cantar el salmo 94 (“El Señor es el Dios de la venganza”). Cuando un periodista del Jerusalem Post preguntó al rabino Ginsburg por la razón de este gesto, éste contestó: “¡Quizás esto despierte el espíritu de venganza de los judíos!”

La masacre de Qana es un “crimen contra la humanidad”, ordenado, por motivos meramente electorales, por los más altos dirigentes del Estado de Israel y ejecutado con alegría por la jerarquía militar. La siguiente es una entrevista realizada después de la carnicería de Qana, por un periodista de Kol Ha’ir con 5 soldados de la batería responsable de este acto: ninguno de ellos manifestó el más mínimo remordimiento…

– Ellos contaron que se habían enterado, algunos minutos más tarde, dónde habían caído los obuses. El comandante los reunió para decirles que habían actuado bien y que debían continuar… “Aquí nadie ha hablado de un “error”. Después de todo no son nada más que Arabushes (término despectivo compuesto de la palabra “árabe” y “rata” -en hebreo “Akhabaroshim”)… ¡Arabes, los hay millones!”

Pregunta. ¿No han tenido Vds. ningún problema de conciencia?

Respuesta. ¿Por qué? Sólo hemos hecho nuestro trabajo. Hemos obedecido las órdenes. Además, nadie nos pide nuestra opinión…

P. ¿Y si se la hubiesen pedido?…

R. Habríamos tirado aún más obuses y matado a más árabes…

P. Y la “pureza de las armas” (de la que se enorgullecía en un tiempo el ejército sionista)?

R. No sé de qué está Vd. hablando… Nosotros somos artilleros y no podemos perder el tiempo discutiendo tales estupideces. Lo que se nos enseña es portarnos como soldades profesionales.

(Kol Ha’ir del 10 de mayo de 1996).

Dos corresponsales de Davar han relatado (19/4/96) las impresiones del coronel Ruby, quien supervisó de lo alto de una colina el bombardeo intensivo de los puebles vecinos, y quien se sentía “¡como Zeus en el monte Olimpo distribuyendo el rayo alrededor de él!”

(Davar – 19 de abril de 1996)

El análisis del profesor Israel Shahak (Universidad Hebraica de Jerusalén) sobre las motivaciones reales de la operación “Uvas de la Ira”.

– Vaciar el Sur del Líbano de su población para afirmar allí la soberanía que Israel sigue ejerciendo sobre los territorios “autónomos” de Gaza y la Cisjordania ocupada.

– Levantar el pueblo libanés contra la presencia siria haciéndole ver que esa presencia es incapaz de asegurar la protección de su seguridad y de su territorio. (De ahí las incursiones próximas a las bases sirias sin que ellas reaccionen…)

– Frenar la reconstrucción de la economía libanesa, que ha llegado a ser competitiva, y desanimar a los libaneses ricos -particularmente los cristianos- a invertir en ese sector.

– Aumentar la eficacia del ejército y su confianza en sí mismo. “… Cuanto más hablaba el gobierno de paz, más inflaba el presupuesto de Defensa que llega este año a un tal volumen que hace pensar más bien en los preparativos de una próxima guerra que en una paz global.

Según Alex Fisher, corresponsal militar de Yediot Aharonot, la operación del Líbano ha sido para la aviación la ocasión de adquirir una experiencia preciosa a través de un ejercicio a la vez “real” y sin peligro. Es por eso que la aviación ha convocado a la mayor cantidad posible de pilotos jóvenes para ayudarles a superar el miedo que provoca la primera misión de bombardeo… Los hombres encargados de operaciones “más complejas” igualmente se beneficiaron de una enseñanza suplementaria.

Shahak concluye: “Conviene inscribir esta operación las “Uvas de la Ira” en el contexto de los objetivos estratégicos regionales de Israel. A no ser que se produzca un cambio radical en las circunstancias actuales, es de esperar dentro de poco, a pesar del alto el fuego, una ofensiva del mismo género y aún peor…”

Este plan implica visiblemente un cerco metódico de Siria. “Los bombardeos del Líbano han sido precedidos de aquellos que representan el tratado de paz israelo-jordano y el acuerdo militar con Turquía…” ( Middle East International -MEI, 7/6/96). Ariel Sharon ha revelado crudamente sus puntos de vista sobre Siria en la revista norteamericana Middle East Quarterly y en el Jerusalem Post. Se pueden resumir así: “Hace falta ganar tiempo hasta que Hafez al Assad haya abandonado el poder (abandono al que “hay que ayudarle
en este sentido”) – esperando que sea reemplazado por un hombre que goce del favor de Israel.(…) En ningún caso hay que devolver el Golán. Entre Netanyahu y Peres no existe ningún desacuerdo fundamental sobre la colonización de los territorios ocupados.

FUENTE

Ninguna respuesta to “Qana, sur del Líbano, 18 de abril de 1996”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: